El Campeño, 25 años desde su muerte

El banderillero "El Campeño"

El banderillero “El Campeño”

Hoy miércoles se cumplen 25 años de la cornada, a la postre mortal, que sufrió en el ruedo de Las Ventas el banderillero Antonio González “El Campeño”. Ocurrió el 22 de mayo de 1988, una tarde de gran expectación gracias a que en el cartel se juntaban tres toreros de la Escuela Taurina de Madrid: El Fundi y José Luis Bote confirmaron la alternativa de manos de José Miguel Arroyo “Joselito”.

Pasado el ecuador de la corrida salió Vitola, de la ganadería de Arribas Sancho, un toro negro de 545 kilos y marcado con el número 23. Un manso con peligro que ya puso en peligro a Juan Cubero en el primer par de banderillas. Cuentan que el mozo de espadas de Joselito le dijo a Antonio que se aliviase, pero él intentó colocar el par, quedándose con una banderilla en la mano.

A la salida del mismo, el toro hizo por él, le lanzó un derrote y cayó al suelo. Ahí Vitola le corneó con saña y volvió a levantarlo, esta vez por el cuello, tirándole cornadas  por ambos pitones.  Cuando las cuadrillas acudieron a recoger al torero, había perdido ya el conocimiento y una gran cantidad de sangre. Llegó a la enfermería clínicamente muerto pero el equipo del Doctor García Padrós consiguió reanimarlo tras una delicadísima operación que duró más de dos horas.

Mientras tanto, la corrida continuaba en la plaza. Y Joselito, todavía impresionado por la brutal cornada, no se dio coba con el toro. El drama sobrevolaba Las Ventas pero un sector del público pitó al madrileño cuando salió a recoger una ovación. Aunque el festejo siguió, la tarde había acabado con la cornada a El Campeño.

ANTONIO GONZÁLEZ “EL CAMPEÑO”

  • Nueve días después, el 31 de mayo de 1988, Antonio González “El Campeño” fallecía en el hospital a causa de las heridas sufridas. Tenía 45 años, mujer y dos hijos.
  • Es el único torero que ha fallecido a causa de una cornada sufrida durante la feria de San Isidro en toda su historia.
  • Para poder torear el verano de 1988 con Joselito se disponía a pedir permiso sin sueldo en su trabajo como chófer de la Consejería de Cultura de la Comunidad de Madrid.
  •  El Campeño intentó ser novillero y llegó a torear varios festejos con caballos, compartiendo cartel en bastantes ocasiones con Enrique Martín Arranz, apoderado de Joselito.
  • Antonio González fue tercero en las cuadrillas de varios toreros, aunque nunca como fijo.  Entre otros, Raúl Sánchez, Joaquín Bernadó, Lázaro Carmona, Ortega Cano – cuando aún no era figura y Juan Mora, entre otros.
  • Rafael de Paula, Curro Romero, Ortega Cano, Espartaco, Joselito, Vidrié y el Niño de la Taurina torearon el 16 de junio de 1988 un festival en Las Ventas en memoria de El Campeño

You may also like...