Ocurrió hace una década

 

Jiménez, Cortés, El Cid y Talavante, protagonistas en 2006.

Jiménez, Cortés, El Cid y Talavante, protagonistas en 2006.

Las páginas taurinas del 2016 todavía están por escribirse. A la espera de los primeros carteles y las primeras ferias, echamos la vista hacia atrás para repasar los diez acontecimientos más importantes que sucedieron hace ya una década. Diez años han pasado desde que, en 2006, ocurriese todo esto:

César Jiménez y El Cid, triunfos en Madrid: Dos matadores de toros abrieron la Puerta Grande de Las Ventas. César Jiménez lo logró por partida doble el 16 de abril –con una corrida de Román Sorando– y el 11 de mayo con un encierro de Victoriano del Río. En esa misma feria El Cid logró, por fin, abrir la Puerta Grande que tantas veces se le había resistido. No fueron las únicas salidas a hombros del año ya que también la lograron Daniel Luque, de novillero, y el rejoneador Hermoso de Mendoza.

Salvador Cortés y El Cid, a hombros en Sevilla: Hasta dos veces se abrió la Puerta del Príncipe. El primero de ellos lo logró el 28 de abril al pasear, nada más y nada menos, que cuatro orejas de una corrida de Parladé. En septiembre el protagonista fue El Cid tras encerrarse con seis toros y cortar cuatro orejas en una tarde histórica con la cima de una gran faena a un Victorino Martín.

Enrique Ponce conquista Sevilla: En 2006, La Maestranza se hizo Poncista. El torero valenciano dio una lección maestra en dos de las faenas del año… y de muchas temporadas más. Dos faenas distintas entre sí, la primera imponiéndose a un violento animal de Zalduendo y provocando el delirio con el cuarto. Sólo la espada le impidió abrir la Puerta del Príncipe.

La explosión de Talavante: Si el 25 de marzo un todavía desconocido Alejandro Talavante dejó una grata impresión en Madrid, el 24 de mayo impactó por su quietud y temple con una novillada de El Ventorrillo. Aunque perdió la Puerta Grande por la espada, ese día comenzó a cimentar todo lo que es hoy. En unos meses pasó de ser un novillero con proyección a medirse con las figuras. Lo que se llamó “El efecto Talavante”.

Pamplona, rabo de  Ferrera: La última corrida de San Fermín de hace diez años, Antonio Ferrera dio toda una lección de raza y valor. Su primer Victorino le infirió una grave cornada y con un torniquete en la pierna saludó una fortísima ovación. Tras ponerse en manos de los médicos salió a matar al sexto, de nombre Herbijón, que le volvió a coger de gravedad. Con una nueva cornada, otro torniquete, y en vaqueros, cortó el último rabo que un matador ha paseado en Pamplona.

Consagración de Castella: El diestro francés fue uno de los grandes triunfadores de la temporada 2006. Tras haber despuntado el año anterior, se impuso a base de triunfos en las principales plazas de España y Francia: Cortó 3 orejas en Sevilla, 2 en Madrid, Bilbao y San Sebastián, 1 en Pamplona y en Córdoba… En el país galo también impuso su ley al abrir la Puerta Grande de plazas como Arles, Bayona, Dax y Nîmes.

El Juli, Novelero y los gestos: Ausente de Sevilla, firmó en Madrid la que, por aquel entonces, era la mejor faena de su carrera en esta plaza. Cuajó una gran actuación a un sobrero de Ana María Bohórquez al que cortó una oreja que pudieron ser dos. Lo hizo antes de matar en esta misma plaza la corrida de Victorino Martín y los Miuras en Valencia. En Bilbao, además, estuvo a punto de volver a abrir la Puerta Grande.

Manzanares, adiós a los ruedos: El 1 de mayo de 2006, tras una mala tarde en Sevilla, José María Manzanares padre decidió retirarse de los ruedos. Su hijo, José María Manzanares, le cortó la coleta y diestros como Espartaco, Ponce, Morante, El Tato, Litri, El Tato, Rivera Ordóñez y El Cid, entre otros, le acompañaron en una emocionante vuelta al ruedo. Manzanares murió el 28 de octubre de 2014.

Zalduendo, la ganadería del año: 20 corridas de toros lidió Zalduendo en 2006, una de las temporadas más importantes de su historia. No sólo cuatro toros fueron indultados (Estero, Insípido, Desordenado y Juguete), también lidió corridas muy importantes en Sevilla, Murcia, Ronda y, sobre todo,  Bilbao. En Vista Alegre lidió la mejor corrida de la Semana Grande con Invasor, lidiado por Ponce, y Domador, que cayó en manos de Eduardo Gallo, como gran cénit.

Choperita gana la plaza de Madrid: En Otoño de 2006, la empresa Taurodelta ganó el concurso por la plaza de toros de Madrid. Uranga llevaba al frente de Madrid desde 2005, cuando ganó con la empresa Taurovent junto a Fidel San Román y Ramón Calderón. La concesión no estuvo exenta de polémica ya que Simón Casas, cabeza visible de Toreart Madrid, acudió a la Fiscalía Anticorrupción para emprender acciones legales.

You may also like...